Noticias

  • 14/07/2021

Criptoeconomía: ¿tiene futuro en el Real State?

Cuando leemos la palabra “cripto” de inmediato se lo asocia a las criptomonedas, para luego inferir volatilidad, riesgo y/o desconocimiento lo cual y para muchos, activa un sesgo cognitivo negativo para todo lo que se intente transmitir a partir de esa percepción.

Esto podría estar justificado dado que todo resulta muy joven en el mundo de las monedas digitales. Pero resulta que la Criptoeconomía como concepto mucho más abarcativo sería como una familia en la cual las criptomonedas es solo uno de sus hijos, aunque muy revoltoso y por lo tanto el que más atención suscita.

La Criptoeconomía representa la mayor revolución que se ha planteado el ser humano con relación a la hegemonía de los sistemas centralizados. Estamos viviendo la mayor anarquía ordenada gracias a la certeza matemática, dado que ahora podemos interactuar entre pares sin una autoridad central que garantice o intermedie para “dar confianza” de lo acontecido. Se lo ha reemplazado por la tecnología, emergiendo la Blockchain como nuevo estandarte de la libertad.

Otro de sus hijos – con buen presente, y con un futuro brillante – es la tokenización, o representación digital como fichas o tokens de un activo o proyecto subyacente de la economía real. No debe ser confundido con una criptomoneda, ya que detrás de esta solo hay un concepto o idea nacida directamente en 2D, cuyo potencial, capitalización y precio se lo otorga el mercado por oferta y demanda. El principal referente es el Bitcoin, siendo la más “veterana” de las monedas (sólo 12 años de vida), aunque aún expuesta a una alta volatilidad multifactorial (desde un ataque del gobierno central de China a los mineros, hasta un simple tweet de Elon Musk).

Y esto sencillamente porque su precio es de expectativa, lo cual deja en evidencia que resta un camino pendiente aún de consolidación.

Como contrapunto, la tokenización es la representación digital de algo existente en el mundo real o 3D. Aquí está la articulación mayor entre la criptoeconomía y la industria del Real Estate, ya que ahora hablamos de la internet del valor dado que se podrán transferir tokens representativos de participaciones en diferentes proyectos inmobiliarios existentes en cualquier lugar del mundo.

Hablamos de la democratización del acceso a las inversiones, desde pequeños montos de inversión, ampliando la base de la pirámide de quienes aspiran a colocar sus ahorros en ladrillos.

La tokenización con oferta pública habilita una nueva fuente de financiamiento de proyectos, de manera desintermediada, sin bancos; y sin costos friccionales de intermediaciones a las que estábamos subordinados.

Ahora es la era del “p2p” (peer to peer), o relación directa entre pares – en este caso inversor y desarrollador – pero desestresando la necesidad de disponer del capital implícito en una preventa desde el pozo, preventa o “sobre plano” como lo llaman en España.

Con la Blockchain hablamos de un escribano público planetario, el que brinda fe pública que lo pactado o informado permanecerá inmutable, transparente para ser consultado cuando se lo desee; y trazable dada huella temporal implícita en este herramental.

Esto permite la emisión de tokens o valores negociables regulados (en el caso de obtenerse el status de oferta pública), por pequeños montos y de manera tal de poder diseñar vehículos de inversión que podrán ser diseñados a la exacta medida de la necesidad del proyecto a financiar.

Digamos que ahora el Real Estate puede financiarse sin bancos ni preventas.

fuente: ambito.com

Venta y Alquiler de Galpones Industriales

Sobre Nuestra Empresa

Degal Negocios Inmobiliarios es una inmobiliaria industrial y comercial que integra el mejor conocimiento local en Bienes Raíces con la experiencia Operativa en los mercados industriales de Buenos Aires. Líderes en servicios de asesoramiento en Buenos Aires con más de 30 años de experiencia.