Noticias

  • 24/07/2019

Las mejores opciones para una inversión inmobiliaria

efinir la mejor forma de preservar un capital implica, de manera inmediata, pensar en ladrillos.

Es que, históricamente, las inversiones de tipo inmobiliario son las que generan más tranquilidad. Teniendo en claro que la inversión a realizar no se dirige a conseguir un lugar de residencia para el interesado, sino a resguardar y hacer crecer el capital inicial, existen distintas opciones a considerar.

Para optimizar la inversión se puede partir de la ponderación de algunos condicionantes.

En primer lugar, hay que ver la localización del inmueble: si está en una gran urbe o en sitios alejados. Luego, el avance de la obra: es decir, si se trata de un inmueble terminado o en construcción.

Finalmente, entra también en juego el tipo de producto: desde las opciones más tradicionales, como un departamento, a otras como los desarrollos en pozo.

Planear una inversión inmobiliaria remite primeramente a un departamento o una oficina.

En el caso de los primeros, además de la renta anual por los ingresos del alquiler, es preciso recordar que los precios de las propiedades se mantienen de manera constante en alza.

De este modo, si a mediano plazo se decide la venta del inmueble, también se obtendría una importante ganancia.

Otro factor destacable es que la devaluación del peso y el aumento de las tasas de interés dieron en los últimos tiempos un empujón al mercado de los alquileres, luego del auge vivido en las ventas a través de los créditos en UVAs.

Por el lado de las oficinas, el rubro mostró su robustez a la hora de ser alternativa de inversión,  manteniéndose activo en lo que va de 2019 pese a un contexto desfavorable.

Otra muestra de la confianza en este tipo de inversión está dada por la cantidad de edificios de oficinas cuya finalización está prevista para los próximos meses en distintas ciudades del país.

Otras posibilidades

Como alternativa, la inversión en cocheras se destaca por la demanda asegurada y los bajos costos de entrada.

Quizás su mayor fortaleza resida en que, ante la necesidad constante de espacios para estacionar (el incremento del parque automotor siempre supera el crecimiento de las cocheras), la apreciación del bien es mayor con el correr de los años, generándose así el doble objetivo buscado por todo inversor: la renta y la apreciación de la propiedad.

Por su parte, con el sistema de inversión “en pozo” (que es básicamente comprar una propiedad antes de que esté terminada) actualmente se abona un 30% del valor del bien y se financia el resto en el plazo de ejecución del proyecto. También se puede comprar de contado, con el objetivo de fijar el valor total de la inversión y no sumar el costo de financiación.

Finalmente, a través de la capitalización en inmuebles se realiza un aporte mensual que se une al de todos los demás clientes de la empresa que lleva adelante las obras. Con esta operatoria no se aporta para comprar un departamento específico, sino que el dinero se capitaliza en un fondo que está en constante movimiento y que se sostiene por los aportes de todos los clientes de dicha empresa.

Con todas las opciones a la vista, el Colegio Profesional de Martilleros Corredores Públicos de la Provincia de Córdoba recuerda que la inversión en inmuebles continúa siendo, incluso en coyunturas de alta inestabilidad, la vía más segura para resguardar un capital e, incluso, hacerlo crecer en el tiempo. En ese marco, la entidad recomienda realizar sus operaciones inmobiliarias con un Martillero Corredor Público matriculado, único profesional capacitado para brindarle seguridad jurídica y garantías a la hora de invertir su capital.

Fuente: lavoz.com.ar

Venta y Alquiler de Galpones Industriales

Sobre Nuestra Empresa

Degal Negocios Inmobiliarios es una inmobiliaria industrial y comercial que integra el mejor conocimiento local en Bienes Raíces con la experiencia Operativa en los mercados industriales de Buenos Aires. Líderes en servicios de asesoramiento en Buenos Aires con más de 30 años de experiencia.