Noticias

  • 28/11/2020

Real Estate: en qué proyectos ponen el foco los grandes desarrolladores

Más allá de la crisis sanitaria que desató, el Covid-19 profundizó en la Argentina la recesión económica presente desde 2018, que golpeó en especial al sector de la construcción. El real estate corporativo, el negocio del retail y del turismo y la hospitalidad podrían quedar como los más dañados en una economía cada vez más complicada por la devaluación, la inflación, el endurecimiento del cepo cambiario, la retracción de la actividad productiva y el aumento del desempleo y de la pobreza, además de la asfixia impositiva.

En particular, el sector de la construcción –con gran parte de las obras paradas o limitadas en diversas localidades del país– arroja cifras preocupantes: el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) registró una baja del 12,9 % interanual en julio, si bien hubo un aumento del 6,8 % con respecto al mes anterior.

En tanto, durante agosto se firmaron solo 1604 escrituras de compraventa de inmuebles en CABA, una baja de 45,9 % respecto a igual mes de 2019 (acumulando 27 meses de caídas interanuales consecutivas).

En este contexto, la apuesta de los desarrolladores inmobiliarios está en los proyectos residenciales premium y en emprendimientos suburbanos, donde la comercialización de lotes y alquileres temporales de viviendas se potenció fuertemente durante los meses de cuarentena y con miras al próximo verano.

En un marco en el que el costo de construcción en dólares está en los niveles más bajos de la historia –en torno a los u$s 600 el metro, según algunos desarrolladores–, y el cepo cambiario se cierra cada vez más, el sector tiene expectativa de que la construcción vuelva a ser elegida como herramienta de resguardo de ahorristas con alto poder adquisitivo así como de inversores corporativos e institucionales que necesiten colocar sus pesos excedentes.

Aunque los empresarios esperan señales claras del Gobierno para incentivar la actividad, ven difícil en este contexto que surjan líneas que permitan facilitar propuestas de acceso masivo a la vivienda para la clase media, más allá de algunos créditos del relanzado Procrear. Los precios de las unidades usadas bajaron levemente y hay mayor margen de negociación.

Volver a las obras
Eduardo Costantini, fundador y presidente de la desarrolladora inmobiliaria Consultatio Real Estate, analiza: “El mercado de real estate está en una situación recesiva debido a la crisis que comenzó en 2018 y se profundizó en 2020, no solo por la pandemia sino también por las políticas económicas que perjudican al mercado inmobiliario. Sin embargo, hay un cierto rebrote de los desarrollos fuera de la ciudad pero a valores más bajos en dólares, sobre todo en el valor de las tierras y casas”.

Costantini habla por experiencia propia. En sus ciudades pueblo de zona norte –Nordelta y Puertos– vieron incrementadas las operaciones y consultas: “Hay un interés activo en ambos, sobre todo de propietarios que ya habían adquirido lotes y tienen el deseo de iniciar obras, aprovechando el bajo costo de construcción en dólares”.

Con una inversión de u$s 4 millones en obra, en Puertos –donde ya desarrolló siete barrios– Consultatio está construyendo el primer centro urbano de densidad media que comprenderá una plaza central, oficinas, locales y un edificio náutico sobre la bahía. Por otra parte, dentro de Nordelta faltan lanzar tres barrios de viviendas hasta 2025 y 800.000 m2 de construcción de mediana densidad en el centro cívico.

Asimismo, la desarrolladora reanudó las obras de Oceana Puerto Madero, proyecto residencial premium que lleva a cabo junto a Alan Faena. En el mercado residencial Consultatio invertirá otros u$s 100 millones para avanzar con Huergo 475, torre de 37 pisos y 50.000 m2 que construirán en uno de los lotes que le compraron al Estado. En oficinas, destinará u$s 400 millones para edificar Catalinas Río, en Retiro.

Para Costantini, “hay oportunidades sobre todo para aquellos que ya tienen terrenos. Hay un rebrote de la actividad constructiva en un segmento de la población que invierte en ladrillos porque tiene dólares y necesidades de vivienda”. Pero, advierte, “esto es una inversión de oportunidad de precios relativos. Está bien, pero no es una base sólida a largo plazo para el crecimiento del mercado inmobiliario”.

fuente: cronista.com

Venta y Alquiler de Galpones Industriales

Sobre Nuestra Empresa

Degal Negocios Inmobiliarios es una inmobiliaria industrial y comercial que integra el mejor conocimiento local en Bienes Raíces con la experiencia Operativa en los mercados industriales de Buenos Aires. Líderes en servicios de asesoramiento en Buenos Aires con más de 30 años de experiencia.